Alejandro Kitty Garciglia

Consagrado en el año 1991

Con más de setenta años sobre sus hombros Alejandro “Kitty” Garciglia es el claro ejemplo de lo que puede hacer un hombre que lleva una vida ordenada física y espiritualmente corresponde a Alejandro Garciglia Mayoral, el altísimo honor de ser el primer beisbolista en ingresar oficialmente al Salón de la Fama.

Originario de Santa Rosalía, B.C. Sur, Alejandro se convirtió en un Astro del Rey de los Deportes.

Jugó para el México Nippon y acumulo gran número de triunfos, pero su mayor proeza fue en los primeros Juegos Deportivos Nacionales de la Revolución convocados por el Presidente Ávila Camacho en 1941 y que tuvieron como sede, la Capital del País.

Fue el pilar para que el equipo de Tijuana ganara orgullosamente esa competencia.

Garciglia se acredito dos triunfos en forma consecutiva que fueron decisivos. Primero 10-9 a Chihuahua en 10 peleadas entradas y mediante la jugada del “Squeze Play”, había sido un juego extra porque un día antes, empataron 1-1 cuando se apago la vela (Luz del Día).

Un día después ante la sorpresa general, Alejandro volvió al montículo y venció a Sonora 7-3 para obtener el campeonato.

Carmona, lo contrato para los Diablos Rojos del México, pero la nostalgia lo trajo nuevamente a suelo bajacaliforniano. Jugó para los Cerveceros de Tecate y para Radiofónicos XEXX.

Aun se recuerdan aquellos grandes duelos de pitcheo contra Ramón “Chaparro” de los también famosos “Pericos” de la Tienda Gómez, fueron muchas las jornadas brillantes que ofreció el “Kitty” Garciglia en la época romántica del beisbol en Tijuana desde el campo del Molino Rojo, a un costado de la Escuela Alba Roja hasta el campo Puerta Blanca escenario de mil batallas.